Sistema de préstamo

Sss

¿Cómo implemento el sistema de préstamo y qué beneficios ofrece?

Para el público

 
 

La forma de ejecutar la propuesta es sencilla. Cuando el cliente compra su primera bebida, paga un importe adicional como seña o garantía por obtener su ReVaso. Cuando el usuario desea comprar otra bebida, tiene la opción de seguir utilizando el mismo vaso o en su defecto, devolverlo y acceder a otro vaso limpio. Finalmente, a la hora que termina el evento, todas las personas que aún tengan un vaso en su poder, tienen la opción de devolverlo y recuperar su seña, o de lo contrario llevárselo a su hogar como recuerdo. 

La seña es la forma de involucrar a las personas en el cambio de mentalidad, volviéndolas partícipes del desarrollo sustentable. Con respecto a la devolución, es importante tener presente que esta propuesta no genera ningún costo adicional para el usuario, además de permitirle disfrutar de un vaso mucho más cómodo, lindo y resistente durante todo el evento. 


Para la barra

 

Se proponen dos alternativas para hacer efectiva la implementación del servicio en las barras procurando no enlentecer el proceso ni dar más trabajo a los encargados de esta área.

La primer opción es que ya sea la entrega, como el recambio y la devolución del producto se realice en la barra, lo que no genera demoras y le resulta práctico al usuario, quién está acostumbrado a que así funcione.

Otra alternativa, que puede resultar aún más práctica, sobre todo en eventos de gran magnitud; es la implementación de un pequeño stand de devolución, lo que descongestionaría aún más la zona de compra de bebidas, procurando que no sean los encargados de este servicio quienes lleven a cabo la devolución de las señas, sino quienes se hallen en el otro stand. Esto facilitaría el funcionamiento de la barra, limitando a sus funcionarios a cobrar y servir.


Para la organización

 

El uso de ReVaso evita utilizar vasos descartables, disminuyendo de forma sustancial la generación de residuos, por lo que contribuye a la limpieza del espacio, además de posicionar al evento con una actitud más responsable con el medio ambiente. 

Por otro lado, funciona como una herramienta de comunicación y de marketing, pues el vaso puede ser diseñado para cada evento, lo que permite una mayor visibilidad y difusión de la marca que organiza, pudiendo incorporar al diseño, patrocinadores que sumen su marca en la impresión del vaso, lo que convertiría fondos perdidos (vasos descartables) en ganancias.